Header trabalegnuas fáciles

Trabalenguas fáciles, una forma de iniciarnos en ellos

“El cielo está enladrillado,
¿quién lo desenladrillará?
El desenladrillador que lo desenladrille,
buen desenladrillador será.”
“Yo no quiero que tú me quieras porque yo te quiero a ti.
Queriéndome o sin quererme, yo te quiero porqué sí.”
“La institutriz Miss Tres-tros
ha pegado un gran traspiés
por subir al treinta y dos
en lugar de al treinta y tres.”
“Un limón y medio limón,
dos limones y medio limón,
tres limones y medio limón,
cuatro limones y medio limón,
cinco limones y medio limón.”
“Juan tuvo un tubo,
y el tubo que tuvo se le rompió.
Y, para recuperar el tubo que tuvo,
tuvo que comprar un tubo igual.”
“Nadie pica piedra como Pedro Pica Piedra
Por que si alguien pica piedra como Pedro pica Piedra,
es por que Pedro Pica Piedra,
le enseñó a picar piedra.”
“El amor es una locura,
que ni el cura lo cura,
y si el cura lo cura
es una locura del cura.”
“Poquito a poquito,
Paquito empaca copitos en pocos paquetes.”

Los trabalenguas están introducidos en nuestra cultura desde hace muchos años. Desde una edad muy temprana, cuando los niños ya son capaces de articular palabras con facilidad, estas frases cortas y a veces complejas de pronunciar, son un mecanismo para el desarrollo lingüístico de los más pequeños. De hecho, existen construcciones fáciles de asimilar por los niños y que a base de repetir una y otra vez les hace mejorar tanto en pronunciación como en la mejora de su vocabulario.

Los trabalenguas fáciles, un vocabulario sencillo y atractivo para los niños

Existen una gran cantidad de trabalenguas, desde los más fáciles hasta los más complejos y difíciles de pronunciar correctamente hasta para un adulto. Por eso en las primeras etapas a los niños que comienzan su desarrollo es importante no excederse y proponerles enunciados adaptados a su nivel. Los trabalenguas son una herramienta muy útil para la educación de los niños, no solo para le mejora lingüística, sino también para su diversión y entretenimiento.

La formación de los más pequeños a tan temprana edad debe ser divertida y atractiva, si no podemos caer en el riesgo de que se aburran y no presten la atención necesaria para su crecimiento día a día. Por tanto, es de vital importancia comenzar con trabalenguas fáciles y con un vocabulario adaptado a su edad y que despierte inquietud e incluso ratos de humor para hacerles de la tarea más llevadera. Así las cosas, será muy beneficioso que el contenido de estas frases integre palabras familiares y que provoquen buen humor para los que aprenden con ellas. Colores, animales, diminutivos… Todo esto facilitará la atención y concentración del niño o niña.

Trabalenguas fáciles 1

Diferentes versiones de los trabalenguas fáciles

Estos enunciados llevan innumerables años introducidos en la sociedad y en la educación de los niños. Por tanto, con el paso de los años y en función de la zona del mapa donde nos situemos el conjunto de palabras puede variar, adaptándose incluso a dialectos o formas de hablar. Además de esto, un mismo trabalenguas puede ser adaptado con más o menos palabras de mayor o menor dificultad a diferentes niveles de desarrollo lingüístico. Por ejemplo, el trabalenguas mencionado al comienzo, el de “Pablito clavó un clavito”, se puede simplificar aún más para iniciar a los más jóvenes en su primeros pasos con una estructura corta y a partir de ahí incrementar la complejidad. Todo irá en función de la capacidad y del nivel que queramos obtener.

¿Por qué son importantes los trabalenguas fáciles?

Los trabalenguas sencillos son una herramienta de las muchas que existen para el desarrollo de los niños. Con estos conjuntos de palabras fáciles de pronunciar son capaces de mejorar sus habilidades lingüísticas y ejercitar la memoria a base de repetir una y otra vez los mismos enunciados hasta que les sale correctamente. También, ante la dificultad, por mínima que sea, se les va metiendo en la cabeza la idea de perseverar hasta en conseguir el logro, en este caso decir el trabalenguas con soltura para su propia satisfacción.

  • Los trabalenguas ayudan al desarrollo lingüístico de los niños. Ganan en destreza y soltura a base de la repetición de estos enunciados con cierta complejidad.
  • Sirven para mejorar la dicción de algunos fonemas más complicados en edades tempranas. Esto será de gran ayuda en el futuro, sobre todo en niños que muestran problemas específicos de pronunciación con algunas composiciones de letras. La “r” o el baile de las letras son dos de los casos más comunes en los que los trabalenguas son muy efectivos, como en el ejemplo del comienzo del trabalenguas de “El cielo está en ladrillado”. La “dr” es una de esas uniones que más problemas crea en el inicio del desarrollo lingüístico.
  • Herramienta educativa. Es una forma divertida y entretenida de conseguir objetivos. Al tratarse de trabalenguas fáciles para niños, con palabras atractivas y llamativas mantienen el interés de ellos por la tarea. Por ello se utilizan mucho en las escuelas y también en los hogares como juego entre padres e hijos.
  • Conocer un gran número de trabalenguas hará crecer el vocabulario de los niños y que cada vez conozcan el significado de más palabras. En algunos casos se usan términos muy específicos que harán que los niños aprendan palabras totalmente desconocidas.
  • Capacidad de mejora y constancia. Al tratarse de frases que entrañan cierta complejidad y en muchas ocasiones es necesario el entrenamiento para pronunciarlas correctamente con soltura, hace perseverar a los niños en su empeño por alcanzar el objetivo definitivo.
  • La repetición continuada de estos trabalenguas ejercita la memoria. Es útil para todas las edades, desde los más jóvenes a los más mayores.
  • Ayudan en el desarrollo creativo e imaginativo. Gracias a la introducción en el mundo de los trabalenguas y a ampliar su vocabulario los niños son capaces de aprender a rimar y crear sus propios enunciados.

 

Pablito clavó un clavito

Influencia en la sociedad de los trabalenguas fáciles

Los trabalenguas llevan introducidos en la sociedad desde años en los ámbitos cotidianos. Una de sus grandes funciones, como se ha comentado anteriormente, es la utilidad para la educación y formación de los jóvenes desde que son unos benjamines, pero lo vemos también presente en otros aspectos del día. Y no solo son de gran utilidad para los niños, también vemos cómo cada día más centros de mayores utilizan estas técnicas para mejorar la memoria y la actividad cerebral de personas con una edad avanzada.

Además, en muchas ocasiones vemos estos trabalenguas asociados a reclamos publicitarios o actividades comerciales que encontramos en el día a día, incluso andando por la calle sin muchas veces darnos cuenta. Frases o palabras que se encuentran dentro de los trabalenguas se asocian a algún objeto y se crean anuncios con clara influencia por parte de estos enunciados. En numerosos casos se desconoce el origen de estas oraciones, pero aún así son adaptados en la sociedad para enseñanzas diarias que son transmitidas de padres a hijos, de abuelos a nietos y, con toda probabilidad, seguirán perdurando en nuestra sociedad durante muchas generaciones y seguirán utilizándose como una herramienta útil en la educación y desarrollo de los niños.

Vídeo con los 10 mejores trabalenguas fáciles:

Fuentes y referencias: