Header Trabalenguas de Amor

Trabalenguas de amor, romanticismo en forma de juego de palabras

“Camarero desencamaronamelo.”
“Quiero y no quiero querer a quien no queriendo quiero,
he querido sin querer y estoy sin querer queriendo,
si porque te quiero quieres que te quiera mucho más,
si porque te quiero quieres que te quiera mucho más,
te quiero más que me quieres, ¿qué más quieres, quieres más?”
“El amor es una locura que sólo el cura lo cura,
pero el cura que lo cura comete una gran locura.”
“Yo no quiero que tú me quieras porque yo te quiero a ti.
Queriéndome o sin quererme, yo te quiero porqué sí.”
“Si el verte fuera la muerte
y el no verte fuera la vida,
prefiero la muerte y verte,
que no verte y tener vida.”
“Ay corazón acorazonado, cuánto daría por descorazonarte,
si te descorazonara, de descorazonar haría yo un arte.”

Los trabalenguas que hablan sobre el amor suelen ser muy numerosos y han seguido manteniéndose vivos a lo largo de los años. La gran mayoría de trabalenguas de amor forman parte hoy en día de la cultura popular, ya que es habitual que los padres hagan uso de estos textos para enseñar a sus hijos un nuevo concepto, haciéndolo de una forma muy divertida. Sin duda, una de las formas más bonitas de mostrar a los más pequeños qué es el amor es utilizando un trabalenguas teniendo en cuenta que la mayoría de esta temática presentan dificultades altas al haber una gran cantidad de letras “q”. Esta, como sabemos, es la inicial del querer.

Los trabalenguas de amor

El amor es siempre un concepto precioso que es gustoso de enseñar, pero lo que ocurre es que también es un término complejo que no puede verse a simple vista. Por este motivo un método muy recurrente para mostrar a los niños qué es el amor es a base de trabalenguas. Normalmente, como ocurre en los ejemplos elegidos, los trabalenguas de amor hablen sobre el querer. No por nada, sino porque la letra “q” siempre es más complicada de decir que la “m”. Por este motivo se utilizan palabras como querer o quiero en vez de amar. Desde hace muchos años, los trabalenguas de amor han aparecido en los libros de lengua y lectura, pero eso sí nunca vienen solos, siempre están acompañados por ilustraciones que dan un mayor valor al texto. Dos enamorados o simplemente un corazón suelen ser las imágenes más habituales.

Trabalenguas de amor 1

¿Existen otras versiones de los trabalenguas?

Los trabalenguas de amor son los que más se recitan en todo el mundo, siendo por ello que la mayoría apenas sufren modificaciones. Sin embargo, aquellos que hablan del querer como tal, sí que pueden presentar algunas variaciones dependiendo de la región. Dentro de este contexto hay que tener en cuenta que el verbo querer, cuando se trata de amor, en Latinoamérica no se usa demasiado, sino que lo normal es que se cambie por el verbo amar. Precisamente esto puede ocurrir en los trabalenguas del ejemplo, aunque la dificultad no será la misma, ya que la “m” es una de las primeras letras que pronuncian los niños, no así tanto la letra “q”.

En otras versiones de estos trabalenguas se puede ver cómo cambia un poco el orden de las palabras. En algunas regiones también añaden preposiciones o incluso modifican el sujeto y el predicado, todo ello para darle un sentido más poético al trabalenguas, debido a que su temática principal es el amor. En el mundo existen otras versiones que aumentan el número de párrafos del trabalenguas para añadir un grado más de dificultad o incluso se repiten algunas frases. No es lo habitual, pero suele ser un truco efectivo para que los niños asienten mejor estos conocimientos lingüísticos.

¿Cómo ayudan los trabalenguas para pronunciar la q?

Los trabalenguas que hablan de amor y en realidad, todos en general, son estupendos para que los más pequeños mejoren notablemente la pronunciación de los fonemas. En este caso todo lo que va con la letra “q” se vuelve protagonista y se pueden destacar varios beneficios que son muy importantes para el desarrollo lingüístico de los más pequeños:

  • Los trabalenguas se utilizan en el sistema educativo por dos motivos principales: enseñan parte de la lengua y son una herramienta con la que los niños se divierten muchísimo.
  • Por supuesto, estos textos son muy útiles para saber pronunciar adecuadamente la “q” que, aunque no sea una de las letras más complicadas del alfabeto, en la repetición de los fonemas puede resultar algo aparatosa.
  • Otro beneficio destacable es que los trabalenguas son perfectos para llevar a cabo ejercicios de gimnasia cerebral, tanto con niños como mayores. Se adquiere una mayor agilidad mental si se practican con frecuencia.
  • Esta agilidad se puede mejorar con el tiempo al ir incluyendo otros trabalenguas similares, pero con un grado más de dificultad.
  • La inventiva es otro aspecto al que favorecen los trabalenguas. “Engancharse” al mundo de los trabalenguas y decirlos bien, supone que cada vez se tengan más ganas de aprender otros nuevos, e incluso inventarlos.
  • Estos textos favorecen a que se lea más rápido.
  • También es frecuente que aquellos que dicen trabalenguas puedan hablar a mayor velocidad, mejorando notablemente la dicción en voz alta. Con esto los niños se explicarán mejor.
  • Es un buen método para quitarse los miedos de hablar en público, ya que se domina la lengua por completo.

Trabalenguas de amor 2

¿Cómo influyen los trabalenguas en la sociedad?

Por todos sus beneficios y ser un método bastante efectivo, es evidente que los trabalenguas no solo se utilizan como herramienta educativa, sino que se trata de una forma de mejorar en otros muchos aspectos de la vida cotidiana. En este caso, los trabalenguas de amor son fundamentales si se quiere explicar a los niños un aspecto tan complejo de la existencia humana. Además, así podrán entender las diferentes connotaciones que tiene el verbo “querer”.

Más allá de este uso exclusivo para los pequeños, los trabalenguas también sirven, y mucho, para los mayores. Lo cierto es que se trata de un recurso bastante utilizado por personas como los políticos, ya que les ayudan a ser mejores oradores, no tener miedo a enfrentarse a un público y poder dar todas las explicaciones necesarias con mayor claridad. Para transmitir un mensaje es esencial que la pronunciación sea excelente y esto es algo que se consigue pulir con este tipo de trabalenguas. Algo parecido le ocurre a los actores que necesitan tener una buena dicción para que los guiones de las películas o series les salgan de maravilla.

Otra gran utilidad que se le da a los trabalenguas, es usarlos para poder practicar un idioma. Hay que tener en cuenta que a la hora de aprender otra lengua la pronunciación es uno de los aspectos más complicados, motivo por el cual siempre es bueno dominar la lengua materna previamente.

Vídeo con los 10 trabalenguas de amor:

Fuentes y referencias: