Header Pablito clavó un clavito

Pablito clavó un clavito, el trabalenguas entre los trabalenguas

“Pablito clavó un clavito.
¿Qué clavito clavó Pablito?”
“Pablito clavo un clavito en la calva de un calvito;en la cava de un calvito un clavito clavo pablito.”
“Pablito clavo un clavito en un charcito muy chicititititito
“Un limón medio limón
dos limón medio limón
tres limón medio limón
cuatro limón medio limón
cinco limón medio limón
seis limón medio limón
siete limón medio limón
ocho limón medio limón”
“Como quieres q te quiera
si el q quiero q me me quiera
no me quiere como quiero q me quiera.”
“Cuando yo digo Diego,
digo digo,
y cuando digo digo,
digo Diego”
“La bruja piruja prepara un brebaje con cera de abejas,
dos dientes de ajo,
cuatro lentejas
y pelos de pura oveja”
“La rueda del carro se trabó en el barro,
y el morro del burro se trabó en el barro”

No cabe duda de que los trabalenguas son muy populares en todo el planeta. Prueba de ello es que casi todo el mundo se sabe uno al menos. Desde hace muchos años estos textos cortos se utilizan como método educativo para mejorar la pronunciación de los pequeños. Pero también hay que decir que forman parte de la cultura de la sociedad y seguro que en más de una ocasión a través de una acción se ha recordado un trabalenguas clásico, como es el caso del tradicional Pablito clavó un clavito.

La figura de Pablito

Al tratarse de unos textos que se dirigen principalmente a los niños, lo habitual es que los trabalenguas estén acompañados por imágenes. Como no podía ser de otra manera, es algo que ocurre de forma frecuente en el caso de Pablito. A los pequeños les llama la atención las ilustraciones con colorido, y sobre todo con las que ellos mismos puedan identificarse. En el caso de Pablito, este chico se presenta como un alumno más de clase, alguien que está estudiando primaria seguramente y por lo normal, moreno y con pecas. En la mayoría de libros y publicaciones en la que aparece el querido Pablito hacen alusión al mensaje que deja el trabalenguas que, como bien dice, el chico clava un clavito. Esto es precisamente lo que sale en la imagen, un niño de mediana edad con un mono vaquero con un clavo y un martillo que lo más probable es que esté aprendiendo del mundo de las manualidades. Las ilustraciones no solo sirven para entretener a los niños, también son buenas aliadas para que ellos entiendan mejor lo que se está queriendo decir con este trabalenguas.

¿Hay más versiones del trabalenguas?

Para ayudar a mejorar la pronunciación de los niños los trabalenguas se presentan como la mejor solución, sin embargo estos textos no siempre aparecen escritos de la misma forma. Esto ocurre principalmente porque no en todas las regiones se habla de igual manera, lo habitual es que los diferentes dialectos hispanohablantes tengan algunas diferencias que pueden hacer que el texto cambie por completo.

Si se observa el trabalenguas de Pablito, en realidad no existen palabras que puedan llevar a confusión, dado que la mayoría se utilizan de forma diaria en todas las comunidades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que para aumentar la dificultad del trabalenguas de Pablito en muchas ocasiones se añaden frases o se modifica en cierta manera el texto. Es común que algunos enseñen el trabalenguas de Pablito añadiendo frases como “clavó un clavito en la calva de un calvito”. En este caso el trabalenguas aumenta su dificultad debido a que se insertan más palabras que presentan el problema de la “c” y la “l”. Los niños, sobre todo cuando tienen una edad más temprana, suelen confundir la posición en la que se colocan ambas letras, ya que les es complicado decir muchas palabras seguidas con la combinación “cl”. En este sentido cabe destacar que hay quienes en vez de “clavó” dicen “calvo”, simplemente porque la rapidez a la hora de decir el trabalenguas les juega una mala pasada.

Pablito clavó un clavito

Beneficios de Pablito clavó un clavito

Muchas veces no se piensa en todos los beneficios que puede aportar un trabalenguas y, en el caso concreto de Pablito, aún más, puesto que se trata de uno de los más clásicos que se enseñan desde pequeños. Es evidente que el principal objetivo al que se quiere llegar con un trabalenguas es mejorar la pronunciación de los niños, pero también hay otras aportaciones positivas que no hay que olvidar. ¿Cuáles son?

  • Los niños que recitan el trabalenguas pueden llegar a tener una mayor velocidad a la hora de hablar, puesto que estos textos mejoran esta destreza.
  • También es importante a la hora de hablar en público, ya que ensayar constantemente con este trabalenguas ayuda a que se pierda el temor y se obtenga una mayor autonomía en el discurso.
  • Uno de los beneficios más importantes es que aprenden a colocar en su sitio las letras “c” y “l” que tantos problemas dan a veces.
  • Otro punto a destacar es que se trata de un texto breve, por lo que no es complicado que lleguen a aprenderlo rápidamente.
  • La mejora de la memoria también es un beneficio fundamental, puesto que en el momento en el cual hay que aprender un trabalenguas si no se hace de memoria es difícil que se pueda recitar.
  • Se trata de una herramienta educativa perfecta que sirve para que entiendan mejor la lengua y como un recurso sencillo para los profesores.
  • Por supuesto, tiene un grado de diversión. Más que nada porque a medida que se va recitando el texto lo normal es que las primeras veces no se digan todas las palabras bien y las risas seguro que se producen de forma natural.
  • Finalmente, hay que comentar que el trabalenguas de Pablito ayuda a que los niños adopten la entonación adecuada para recitar cada momento del texto, puesto que en concreto este trabalenguas cuenta con una pregunta retórica.

La importancia que tiene Pablito en la sociedad

Aunque Pablito sea un personaje ficticio ya forma parte de la sociedad después de tantos años hablando de su famoso clavo. Se trata de uno de los trabalenguas más populares, además de longevos, a la vista de que se lleva utilizando desde hace bastante tiempo. Es cierto que no se sabe quién es el autor de Pablito, pero lo que está claro es que ha llevado a su personaje hasta la cima. La enseñanza de la lengua sería más pobre sin la presencia de Pablito, un niño al que todos los pequeños adoran y con el que aprenden jugando, algo que es fundamental en sus primeros pasos en la escuela.

De igual modo, Pablito es un trabalenguas que suelen recitar los adultos y no siempre lo hacen bien, ya que la dificultad sigue estando presente por mucho que pasen los años. Además, se utiliza para rememorar épocas pasadas y suele ser algo parecido a una herencia lingüística que va pasando de padres a hijos. Por todo ello y mucho más, Pablito siempre va a tener una gran influencia en la sociedad, en la presente y en la futura.

Vídeo con los 10 mejores trabalenguas de Pablito:

Fuentes y referencias: