header-tres-tristes-tigres

Tres Tristes Tigres, el trabalenguas para practicar la R

“Tres tristres tigres, tragaban trigo en un trigal, en tres tristes trasto, tragaban trigo tres tristes tigres.”
“Tres tristes tigres
tragaban trigo
en tres tristes trastos
sentados tras un trigal.
Sentados tras un trigal,
en tres tristes trastos
tragaban trigo
tres tristes tigres.”
“Tres grandes tigres tragones tragan trigo y se atragantan.”
“Pata, Peta, Pita y Pota,
cuatro patas, con dos patas cada pata.”
“El cangrejo se quedó perplejo al ver su reflejo en aquel espejo.”
“El gallo Pinto no pinta, el que pinta es el pintor,
El gallo Pinto no pinta, el que pinta es el pintor,
el gallo Pinto, las pintas, pinta por pinta, pintó.”
“Mi tío Crispín tiene un potriquín que estira el rabo y encoge la crin.”
“Cuánta madera roería un roedor,
si los roedores royeran madera.”

Los trabalenguas se utilizan desde pequeños para ayudar a los niños en su pronunciación y en la mejora de su capacidad para hablar, pero ofreciéndoles una manera divertida de hacerlo. Por este motivo, por la búsqueda de la atención de los más pequeños, se suele optar por personajes o animales que les causen interés. El trabalenguas tres tristes tigres siempre ha gustado a los más jóvenes porque en su mente les hace pensar rápidamente en tres felinos, tres tigres como los que están acostumbrados a ver en el cine o en los zoos. Con ellos es posible practicar la pronunciación de la letra r.

Los tigres más populares

Desde la década de los años 80 los tigres del trabalenguas han aparecido de forma frecuente en los libros de texto de los niños de primaria. Normalmente el trabalenguas siempre se adorna por el dibujo de tres tigres que no tienen precisamente una cara de felicidad, quizá en parte porque se les ha sometido a comer trigo, cuando ellos seguro que quieren una carne deliciosa. La imagen de los tigres gusta a los niños e incluso en algunos casos les puede llevar a plantearse porqué se encuentran tristes, dado que a nadie le gusta imaginar a unos animales tan feroces como estos estando infelices.

Tres tristes tigres 1

Diferentes versiones del trabalenguas tres tristes tigres

Dependiendo del país y de la zona del mundo el trabalenguas de los tigres puede tener distintas formaciones. Es frecuente que se intercambien palabras que rodean a la estructura principal para localizar el trabalenguas a cada uno de los idiomas, pero sin modificar el objetivo que se busca con su repetición. Por ejemplo, en México es frecuente que se cambie el verbo “comer” por “tragar” en las dos ocasiones en las que se menciona, lo que al mismo tiempo aumenta de una forma sensible el nivel de dificultad, dado que los niños se encuentran con otra estructura de “tr”. A la variación de las palabras también se le suele unir una diferencia en cuanto a la extensión del trabalenguas.

Si bien el formato básico y original es el que está formado por una simple estructura, a lo largo del tiempo diversas personas y editoriales han querido alargar el trabalenguas tres tristes tigres. Eso ha llevado a que los tigres que lo protagonizan hayan ido un poco más allá, ocupando una posición específica en el trigal (sentados, por ejemplo) y comiendo una cantidad de trigo incluso superior. No obstante, estas versiones más largas del trabalenguas lo único que hacen por regla general es darle la vuelta a la estructura y repetirla una segunda vez en un orden inverso, por lo que tampoco suponen un reto demasiado elevado una vez se ha aprendido bien la parte del inicio.

¿En qué ayuda la repetición de la locución tres tristes tigres?

Repetir el trabalenguas de los tigres tiene una serie de ventajas que ayudan a que este tipo de actividad se convierta en una gran recomendación para todos los niños:

  • Mejora la pronunciación y dicción de los más pequeños. La letra R es una letra complicada del idioma español y se trata de una forma de perderle el miedo.
  • Es un buen recurso para personas del extranjero que están aprendiendo español. El motivo es el mismo que en el caso de los niños, pero con la intención de que cada vez puedan pronunciar mejor la letra R respecto a la ausencia de fuerza en la misma en sus respectivos idiomas.
  • Ayuda a desarrollar la imaginación de los niños. Se imaginan lo que están diciendo, piensan en los tigres y los visualizan en el trigal. La imagen de estos animales comiendo les puede llevar a sentirse a gusto, a reírse o incluso a pasarlo bien de forma divertida.
  • Aumenta el gusto por los desafíos. Tanto pequeños como mayores se motivan al ver que poco a poco consiguen repetir el trabalenguas de los tigres e incluso se presionan en la medida de lo razonable para intentar alargarlo cada vez más.
  • Fomenta el desarrollo de la memoria: tener que recordar cada una de las partes del vocabulario permite que el cerebro practique la manera de aprovechar las funciones de la memoria.
  • Es una actividad divertida que no deja a nadie de lado y que permite compartir risas entre padres e hijos. También se usa como herramienta educativa en los colegios para fomentar la buena relación entre estudiantes y profesores.

Tres tristes tigres 2

La influencia de los tres tristes tigres en la sociedad

No por nada se dice que los tres tristes tigres representa uno de los trabalenguas más complicados que existen en nuestro idioma, dado que estadísticamente es uno de los que más complicado resulta recitar incluso por parte de los adultos. Y no es que se haya olvidado la pronunciación del trabalenguas, sino que su compleja estructura sigue haciendo que sea tan complicado cuando los individuos tienen 5 o 50 años. Se puede decir que se trata de uno de los pocos trabalenguas que acompañan a las personas a lo largo de su vida y que en todo momento mantienen el nivel de desafío muy alto.

Esta dificultad influye en la sociedad y el nombre del trabalenguas ha sido adoptado en todo tipo de aspectos. Por ejemplo, hay un libro, empresas, canciones, documentales y distintas obras de ficción que utilizan los tres tigres como referencia en sus títulos. Su impacto en la educación y la cultura de las personas demuestra cómo el alcance de los tigres es mayor del de otros trabalenguas mucho más fáciles de dominar. Para los padres también tiene un gusto especial transmitirles el trabalenguas a sus hijos, compartir risas con ellos intentando recitarlo y después en el futuro saber que sus propios hijos se lo han transmitido a sus descendientes. Se desconoce la autoría original del trabalenguas tres tristes tigres, pero está claro que quien lo pensara por primera vez llegó a aportar a la sociedad uno de los mayores retos del idioma existentes. A día de hoy todas las personas han tenido alguna que otra ocasión en la que desesperarse en compañía de estos tigres.

Vídeo sobre el trabalenguas tres tristes tigres:

Fuentes y referencias: